Fotos Instagram

Zumaia (4,3)

 

Cra. 6 # 2 - 10, B/ San Antonio, Cali

 

“Una buena propuesta de sabores vascos y peruanos”

 

LC.


 
PRECIO: Plato fuerte por persona entre $38.000 - $50.000.

Zumaia, el nombre de este restaurante del barrio de San Antonio, tan sonoro y de origen euskera, es tomado de un municipio del norte de España, del país vasco, uno de los epicentros gastronómicos europeos.

En él, Luis Carlos Bonilla, bajo el concepto de “cocina de autor”, propone una combinación de sabores españoles con cocina peruana y, aunque suene a dos mundos opuestos, el vasco y el inca (con su influencia Chifa y Nikkei), esa debilidad de todos por el mar, los hace compatibles.


 

 
El local se encuentra en una casona San Antoñina, con decoración por ambientes, unos modernos y atrevidos y otros clásicos y elegantes, confortable, con el toque natural que le da un jardín vertical y un muy buen servicio.

Una carta concisa, corta (que es algo positivo en un restaurante), aunque puede antojarse demasiado reducida, ya que ofrece un rissoto y un risoni, dos preparaciones de pollo, tres de carne (de ellas, dos lomos) y dos pescados, por lo que se hecha de menos un mayor uso de los frutos del mar, otros cortes o tipos cárnicos y/o pescado, en síntesis, platos más elaborados, de sabores más complejos.

Hay que acreditar al joven chef su buen trato al arroz, correctos salteados y, sobretodo su autoría, su sello, el tratar de imprimir su personalidad en los platos, de buena “sazón” pero en proceso de maduración.

En conclusión, un restaurante regentado por un chef que desea firmar cada servicio con buena mano. Platos bien elaborados pero no muy complejos, con sabores apetecibles, carismáticos. Vale la pena visitarlo.

 

¿QUE PIDO?:

- Risotto Pacífico: Risotto de langostinos y camarones, pesto, queso de cabra, tomates deshidratados, coronado con mango dulce.

Buen plato, de sabor contundente, donde prima la potencia del queso de cabra, aunque al unirse con el pesto, queda algo sobresaturado de notas graves. Muy buen manejo del arroz y agradable contraste con el tomate seco y el dulzor del mango.

- Lomo Saltado: Lomo viche en trozos, flambeado en vodka, cebolla morada, pimentón, tomate, maíz chulpi, acompañados con papas de la casa (cascos).

Plato representativo de la cocina peruana, con influencia chifa, donde el sofrito asiático y sabor umami tiene luces del frescor de sabores pacíficos, con el tomate y la cebolla morada y con el crocante sorpresivo del maíz tostado (que en el plato que recibimos no era del tipo chulpi, sino de la variedad mote). Muy buen manejo de la carne, suave y jugosa y maíz bien tostado (aunque el chulpi es mejor para este plato). Falta un poco de condensación del sabor del tomate y las verduras, pero en conjunto, un buen resultado.

- Limonada de mango viche.

De una densidad mayor que la de su prima, la “limonada natural”, es muy gustosa, aromática y claramente poseída por el sabor vallecaucano característico de esta fruta aún sin madurar. Quedaría mejor, si escarcharan la copa con sal.


- Helado con cristales de lulo:

Crema de helado de lulo, dulce y de textura muy suave, que contrasta de manera muy agradable con el frescor y el ácido del lulo fresco cristalizado. Muy recomendado.

 

 PROS:

- Buen ambiente y atención.

- Buena comida con un sello de autor.


A MEJORAR:

- La calidad de las entradas no está al nivel de los platos fuertes.

- No es el tamaño de la carta, por qué eso es una virtud, es que se puede ofrecer una mayor diversidad entre los sabores, estilos, texturas y complejidad de los platos.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...