Fotos Instagram

El Falso Olivo (4,5)


 

Calle 16 # 103 - 00, Centro Comercial Casa del Río Sur, B/ Ciudad Jardín, Cali


“Un Falso Olivo con cocina Mediterránea de Verdad”

 

LC.

 

PRECIO: plato fuerte por persona entre $26.000 - $65.000.

Es la dieta mediterránea, desde hace mucho tiempo, el modelo nutricional por excelencia; con alto contenido mineral en los vegetal, panes rústicos con menor índice glicémico, un aceite de oliva con sus beneficiosos ácidos grasos monoinsaturados, pescados ricos en w-3, mariscos con alto valor protéico y por los efectos protectores del resveratrol y antioxidantes de los polifenoles del vino tinto.

Dadas las condiciones climatológicas y  un mar generoso, países como España, Portugal, Italia, Grecia, Marruecos o Malta, pueden llenar sus alacenas de productos envidiables, que han sido brillantemente aprovechados por el conocimiento culinario de siglos de perfeccionamiento y mestizaje, con influencias; Árabe, Celta, Turca, Sefardí, Románica, Francas y del Nuevo mundo. Y si a esto añadimos el impulso gastronómico de los años 80s de la Nueva Cocina Vasca, por cocineros como Juan Mari Arzak (y movimientos posteriores), nos da como resultado una de las cocinas más ricas e influyentes hoy en día.
 


Asentado al sur de la ciudad, en el barrio Ciudad Jardín, se encuentra El Falso Olivo, restaurante con notable influencia mediterránea, impresa tanto en sus platos como en su esencia, por sus propietarios Lukas Garcés (chef) y María Antonia González y el chef Andrés Higueras. Una más que interesante propuesta de un restaurante joven en continua evolución, con un ambiente agradable, mobiliario moderno pero con evocación a lo rústico, decoración cuidada al detalle y una correcta atención al cliente, con un personal bien entrenado. Sentado en la mesa, como cortesía, llega un sencillo y sabroso pan tumaca (pa amb tomàquet) e, inicia el viaje a tierras mediterráneas...
 


Presenta una carta sencilla y limpia, fácil de interpretar. Ofrecen 7 tipos de entradas, con clara influencia española, en donde resalta la calidad del Pulpo a la Gallega, una interpretación notable, con un emplatado más moderno, del tradicional Polbo á feira gallego (Ver descripción del plato en ¿QUE PIDO?). En el apartado Bocaditos, ofrecen pequeñas raciones a manera de tapas o montaditos, y en otro, 4 tipos de ensaladas y 2 sopas.
 

Para los platos fuertes, encontramos un muy buen equilibrio en una oferta concisa y variada. De vacuno, el Centro de Lomo y el NY Strip, además Costilla de cerdo, Pollo Grillado y, resalta la propuesta de Cordero Marroquí,  donde se intenta emular la antiquísima receta de origen bereber, de carnes estofadas en la pintoresca cazuela de barro de tapa cónica llamada  Tajín (Tayín o Tajine), aderezadas con frutos secos, fruta deshidratada y especias (Ver descripción en ¿QUE PIDO?).

Además, no podía faltar la inclusión en la carta, de la cultura apenina, con pastas y risottos con mucho carácter y muy bien logrados.
 

En conclusión, un restaurante en continuo proceso de evolución, con una interesante propuesta de cocina mediterránea, que enriquece a nuestra ciudad, donde es indudable el esfuerzo de su grupo de trabajo y con resultados cada vez mejores. Una experiencia que vale la pena.

¿QUE PIDO?:
 

- Pulpo a la Gallega:

Probablemente el plato de mejor elaboración del lugar. Es uno de los platos deliciosamente simples, pero que su dificultad y la experticia en su ejecución, están dadas por la calidad de los ingredientes y cocción minuciosamente justa. En un emplatado mas moderno, sin el tradicional plato de madera y, dispuesto en porciones como bocados, encontramos sobre una fina rodaja de papa muy bien cocida, tacos de pulpo mexicano en su punto, espolvoreado con Pimentón de la Vera y escamas de sal y bañados por el insustituible aceite de oliva virgen extra. Muy recomendado.


- Cordero Marroquí:
 
Muy buena calidad y manejo del cordero, suave, jugoso y de buen sabor, acompañado de higos, dátiles y albaricoques deshidratados que alegran el plato con notas dulces y frugales, y de cama, una salsa de almíbar de mieles finales (similar a melaza) que es demasiado dulce y abundante y llega a desbalancear un buen plato, siendo  mejor usarla con mesura. Como guarnición un delicado cous cous de menta y perejil y con almendras tostadas.


- Risotto de Espárragos:

El último de la fila y poco llamativo por la ausencia de carne, pero de muy buena elaboración y sabor. Granos de arroz robustos y aterciopelados, una crema de espárragos de bellísimo color, delicada, engalanada con aromas de trufa negra y nobles piñones y amenizada con el sabor más atrevido, pero muy bien integrado del queso de cabra.


PROS:

- Un concepto muy claro y muy buena consecución.

- Un muy buen grupo de trabajo encargado de cuidar cada detalle.

- Propuestas con estilo propio, pero intentando respetar los platos tradicionales.

- No solo limitarse a ofrecer lo fácil y común, si no intentar contribuir a la riqueza gastronómica de la ciudad con muy buenas preparaciones de productos no tan populares como el cordero, el pulpo, la coliflor o los espárragos.

- Muy interesante propuesta de vinos.


A MEJORAR:

- La maduración de la carne puede ser mejor, así como el cuidado y homogeneidad del término de cocción (vg Centro de Lomo).

- La melaza que acompaña al Cordero Marroquí es excesivamente dulce, por lo que sobresatura el plato y esconde los otros sabores y aromas de un muy buen Cordero y cous cous.

 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen review, cabe mencionar que es el único restaurante con una propuesta de café sólida, donde se puede escoger el café de espresso y para filtrar. Hay una pizarra con el café del día. Lucas ha apostado a cambiar el estigma de ofrecer cualquier café porque es gratis en algunos sitios y no es tan ''importante''. Muchas gracias!

Los Comidistas dijo...

Muchas gracias por su comentario. Tiene usted razón, Colombia es un país cafetero donde nos tienen acostumbrados a preparaciones mediocres. Valoramos el esfuerzo por mejorar la cultura barista en la ciudad.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...