Fotos Instagram

Biscuit (4,3)

 

Avenida 9ª # 14N-73, Barrio Granada, Cali.

“Un pedacito de Francia en Cali”


LC.

 
 PRECIOS: Platos fuertes entre $13.200 y $27.000, sin IVA.

Así es, como un pequeño círculo de masa, puede desatar pasiones, seducir estómagos y aún más, trascender, abanderando una cultura gastronómica, por su deliciosa sencillez y versatilidad. Y aunque estas palabras calzan perfectamente, para colombianos y venezolanos, cuando se habla de nuestras humildes pero gloriosos arepas, en esta ocasión nos referimos a sus parientes galas, las crêpes.
 

Discos delgados y delicados, de origen francés, hechos con masa de harina de trigo, que arropan en su interior infinidad de opciones; dulces, saladas, sencillas o sofisticadas, siempre enaltecidas por la textura de una crêpe bien elaborada, frágil, milimétricamente esponjosa y que en muchas ocasiones, hace las veces de ese ingenioso recipiente que puedes comer mientras caminas.

Este sencillo pero insustituible alimento, ya es parte de esas escenas cliché, que evocan al país galo: Una bella mujer, elegante, con boina, pedaleando sobre una bicicleta con canasta, donde lleva queso y vino. Un hombre serio, caminando apresurado con una baguette bajo el brazo.  Un turista sonriendo, atónito, levantando la vista hacia la torre Eiffel, con una humeante crêpe entre las manos.


Las crêpes son de origen bretón (de Bretaña, en el norte Francés), llamadas krampouezh, en donde siguen siendo parte indispensable de la alimentación, utilizándose en preparaciones de sal, (entonces hechas con trigo sarraceno, las Gallete), y de dulce (elaboradas con trigo candial).

Desde hace dos años, una pareja conformada por Sebastián (Franco-Caleño) y Laurence (Francesa), se afincó en nuestra ciudad y juntos crearon en el barrio de Granada, un lugar donde homenajear y compartir la comida gala, "Biscuit", y como no podía ser de otra manera, su emblema está coronado por Le coq y su especialidad son las crêpes artesanales.

Un local cómodo, moderno, pero con detalles que emulan un neo-bistró, una terraza amplia y un muy buen servicio enriquecido por la amabilidad de Laurence. En la carta, de fácil lectura, nos ofrecen como opciones de plato fuertes; Carnes, Pastas y Crêpes. Como postres: Crêpes dulces, Wafles, Crème Brûlée y tortas.
 

Las crêpes, artesanales, siguiendo los lineamientos bretones, son cocidos sobre un Billing, dorados, adecuadamente alveolados, de textura delicada y ligeramente elástica, de sabor sutil y agraciado, que contiene y enriquece a su relleno sin opacarlo. Con múltiples opciones a elegir, de diversas regiones de Francia e ingredientes variados.

Cabe anotar que los sábados, se preparan platos de la cocina tradicional francesa, en donde se ofrece, uno de los siguientes platos (el que se haya hecho en ese día): Blanquette (estofado de ternera), Boeuf bourguignon (Res al vino tinto), Sauté de veau aux olives (Estofado de ternera con aceitunas).

En conclusión, un muy agradable rincón que, de manera sencilla, pero cuidando la tradición, nos trae un pedacito de Francia a Cali.

¿QUÉ PIDO?

Crêpe de Roquefort.


Envuelto por una dorada crêpe al estilo bretón, delicadamente acolchonada y de sutil sabor almendrado, que arropa una aterciopelada salsa de este queso azul francés, de oveja, que baña trozos de pollo cocido y pícaros pedacitos de tocineta, que aportan su irreverente sabor. Equilibrada, sabrosa y “cremósamente gala”.

Crêpe Bourdeaux.
 

Utilizando también sus artesanales crêpes brettone, contienen una receta de la antigua capital de Aquitania, con trocitos de lomo viche, envueltos en una salsa de pimienta, suave y balanceada.

Crêpe Suzette.

 
Oh là là... Crêpe dulce, de muy buen sabor, bañado en salsa Suzette, hecha con mantequilla, azúcar y jugo cítrico y flameado en la mesa con Cointreau (licor triple sec francés, hecho con cáscara de naranja). Ingredientes sencillos pero la mezcla de dulce, cítrico y licor, da como resultado un sabor más que interesante. Muy recomendado.

PROS:

-    Agradable cocina francesa, de preparaciones sencillas y clásicas, regentada por restauradores nativos.

-    Crêpes muy bien elaborados.

-    Muy buena ubicación.


A MEJORAR:

-    Sería bueno encontrar algunos platos franceses tradicionales, similares al especial de los sábados, de forma permanente en la carta (sin extender la carta, solo cambiándolos por otros).



 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...