Fotos Instagram

La Cerveza... Oro líquido.

FoodiesPedia

 

Cerveza... solo nombrándola sentimos que su espíritu efervesce dentro de nosotros. Esta palabra que proviene del celto-latín cerevisĭa, sirve para denotar esa bebida obtenida del fermento de cereales, de característico sabor amargo dado por el lúpulo, gaseosa gracias al CO2 subproducto de la fermentación, de color translucido cristalino o turbio, de diversos tonos; ámbar, marrón, ocre o negro y que, sin necesidad del favor del azúcar o el hipnotismo del alcohol, ha conquistado desde hace siglos a la humanidad con su encantadora amargura.

Es sin duda una de las bebidas fermentadas más antiguas, con una aparición paralela al inicio de la agricultura, en el 10.000 adC, mientras que la preparación moderna, producto de los germanos, aparece en la baja edad media, donde a la receta de entonces, que contenía agua, cereales (generalmente cebada o trigo) y levaduras (Saccharomyces cerevisiae o Saccharomyces pastorianus), se le introdujo el ahora insustituible y emblemático Lúpulo (Humulus lupulus L.), logrando con ello crear este nuevo elixir.


De gran versatilidad, la cerveza es un acompañante sin igual, combina más y mejor que la misma Coca Cola, es más barata que el vino y sabiendo elegir la correcta, se consiguen cientos de grandes maridajes, haciendo parte del grupo selecto de alimentos amargos que con el tiempo aprendemos a querer e incluso añorar: el café, el chocolate amargo y la cervezas... bendito placer adulto.

La fabricación de este oro líquido, consta básicamente de 4 ingredientes: Un cereal (generalmente cebada), una levadura, agua y lúpulo. El primer paso es el Braceado, en donde se obtiene la malta, mediante la germinación del cereal, para luego ser tostado rápidamente, se tritura y esta harina se mezcla con agua, para iniciar el proceso enzimático que luego se filtra para separar el Mosto del bagazo.

El siguiente paso es la Cocción, en donde el Mosto junto con el Lúpulo son hervidos, para esterilizarlos y, depurar la muestra solubilizando las esencias del lúpulo, evaporando y coagulando sustancias indeseables, y así acercarse al color y sabor esperado.


Ahora es tiempo de la Fermentación, esencialmente de dos tipos, según la variedad de cerveza, a temperaturas mas altas para las oscuras Ale o menores para las doradas Larger. En ese ambiente controlado y por un tiempo determinado según el tipo de cerveza, las levaduras metabolizan los azúcares de la mezcla, para producir alcohol, CO2 que hace carbonatada a la bebida y otros compuestos en menor cantidad pero que contribuyen con el aroma y sabor.

Tras esto, la fase de Filtrado, donde se clarifica y se obtiene una cerveza brillante y estable, para finalmente pasar al Embotellado, que permite que este milagro de la microbiología pueda ser llevada hasta nuestras manos.

Hay cientos de tipos de cervezas, además de las variaciones entre marcas. Pero existen dos grandes familias que abarcan a la mayoría:

ALE: De origen Británico, designan al grupo de cervezas que utilizan levaduras de fermentación alta (en la parte de arriba de los contenedores), más rápida y a mayor temperatura. No tiene nada que ver con el color, pudiendo ser pálidas u oscuras, estilo, aromas frutales o florales, sabores más o menos amargo y diferente carácter de cuerpo y graduación alcohólica, todo esto según la calidad y tipo de malta y lúpulo, cepas de levadura o tiempo de fermentación y maduración.


LAGER: Nacidas en Alemania en el siglo XIX,  son de fermentación baja (la fermentación sucede en la parte de abajo de los tanques), más lenta y a menor temperatura. Es la forma más común de hacer cerveza en todo el mundo y el estilo Pilsen es el más conocido. Tienen un amplio abanico de variedades, desde las rubias más claras o doradas, a las tostadas e incluso negras.

Es tan hipnótica su atracción y es tan gratificante beber una buena cerveza, que son motivo de peregrinaje, a manera de turismo cervecero, muchas personas se animan a visitar  las grandes mecas de esta bebida: República Checa (Con el mayor consumo per cápita, con 143 litros por habitante al año y, cuna de la Pilsen), Alemania (Madre de las Larger y lugar del emblemático Oktoberfest) y Bélgica (Con casi 200 fábricas cerveceras y alrededor de 1200 tipos de cervezas belgas).

Ahora que conocemos un poco más de esta dorada bendición, podremos disfrutar más del próximo sorbo, evitando los excesos, pero excediendo en el disfrute, salud!




No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...